Buscar

Más que Transformación, estamos en plena RE-EVOLUCIÓN DIGITAL

En los últimos 5 años se han llevado a cabo procesos imperceptibles para el común de las personas, pero trascendentes para los negocios. Quizás sea el momento de desmitificar un nombre que parece tan determinante como el de Transformación Digital.


Si vamos a la definición teórica, encontramos que: Es la aplicación de capacidades digitales a procesos, productos y activos para mejorar la eficiencia, mejorar el valor para el cliente, gestionar el riesgo y descubrir nuevas oportunidades de generación de ingresos.


Esto que parece a priori un conjunto de conceptos complicados, confusos de entender, se pueden (y deben) comenzar a simplificar. Éste es el objetivo de este texto que quiero compartir con ustedes.


Primero, lo primero. Un poco de historia nos dará el contexto necesario para comprender mejor aún de qué se trata.


Si hablamos de “transformaciones”, podemos estar de acuerdo en que el mundo ha vivido siempre en una transformación constante, no hablo sólo de procesos naturales, biológicos, físicos, que sabemos que suceden, pero no siempre somos conscientes de ello.


Yendo al ámbito que nos convoca, desde la Primera Revolución industrial y el uso de la máquina de vapor, es oportuno poner en relevancia que esa tecnología se usó recién después de 100 años de su invención. (Tiempo de aplicación)


La segunda Revolución industrial marcada por la aparición del petróleo y la energía eléctrica como combustibles para las máquinas que comenzaron a tener uso intensivo (ferrocarriles, líneas de montaje, “Fordismo”, etc.) da inicio a la “industrialización”, lo que significa de hecho, grandes volúmenes de fabricación en tiempos relativamente “cortos” (para la época). Comenzamos a hablar, así, de mercado mundial, unos productores primarios, otros “industrializadores”. (Mercado mundial, volumen, tiempos cortos).


La tercera Revolución quizás es más popular y marca su inicio con la aparición de computadoras; lo que significó el nacimiento de la “Tecnología” tal y como la conocemos ahora, máquinas capaces de procesar información. La internet a los inicios de los años ‘90 y su expansión hacia todo el mundo en menos de 10 años, nos condujo al concepto de MERCADO GLOBAL. En este periodo nacen las grandes empresas tecnológicas que conocemos hoy en día, Google, Facebook, Microsoft, Apple, Amazon, Nokia, Samsung y la lista sigue…


Esta etapa también se caracterizó por la velocidad y alcance de productos tecnológicos, tanto hardware como software. La velocidad de procesamiento, en menos de 30 años se multiplicó por 3mil veces.


Haciendo una analogía a la velocidad de un auto que en los años ‘70 corría a 150km/h hoy, si hubiese sufrido los cambios tecnológicos que tuvo un chip de procesamiento, como el que podemos tener en nuestros celulares, correría a 480.000 km/h - cuatrocientos ochenta mil km/h!


Hoy estamos transitando la Cuarta Revolución Industrial, llamada REVOLUCIÓN DIGITAL. ¿En dónde más podemos innovar? Estos tiempos están y estarán marcados por la AUTOMATIZACIÓN e innovación digital en el intercambio de datos. Aquí es donde se pone sobre el tapete la tan famosa “Transformación digital”.

Haciendo un raconto de lo que hasta hoy tenemos, se hace difícil entender cuáles son las áreas de oportunidad existentes en los negocios.


Ya tenemos computadoras, programas que nos permiten hacer todo lo que necesitamos en todos los ámbitos de nuestra vida: Laboral, académico, social, audiovisual, sensorial, emocional. ¡No nos falta nada! ¡Para qué “transformarnos” si no necesitamos nada!


Retomo el objetivo, ya que he realizado un resumen de los cambios tecnológicos que tuvimos. Corresponde ahora decir, para aclarar aún más el concepto desarrollado, las acciones que NO SON UNA TRANSFORMACIÓN DIGITAL.

- Implementar un ERP o sistema de gestión integral de negocios.

- Implementar un CRM (Software especialista en gestionar las relaciones con los clientes)

- Iniciar con el Marketing Digital de mi empresa.

- Tener un e-commerce.


Todas esas acciones corresponden a ALGUNAS HERRAMIENTAS de la Transformación Digital, pero no son una transformación per se.


Habiendo aclarado esto, podemos definir que la Transformación digital es CAMBIAR EL MODELO DE NEGOCIO PARA QUE SE AJUSTE A LAS NECESIDADES DEL CLIENTE DIGITAL.


Aparece aquí un nuevo concepto, ¿quiénes son los clientes digitales?

El primer segmento es el obvio, aquellas personas que nacieron con internet. Hoy en día, es la generación de 30 años de edad y menores, con DECISIÓN DE COMPRA (hago la salvedad, DECISIÓN de compra, no PODER DE COMPRA). Los Millennials, los nativos digitales o Centennials.


Yendo a una imagen que podemos encontrarnos en cualquier momento, en cualquier lugar y a cualquier hora, son aquellas personas que “van con el celular en la mano”. Con lo cual, sumo a la definición de Clientes digitales a un grupo heterogéneo de personas, cuya única relación o similitud es su COMPORTAMIENTO O HÁBITOS digitales, a través de su teléfono celular.


No es menor el hecho de que podemos distinguir a los clientes entre “tiene celular” - “no tiene celular”. Si hacemos un poco de estadísticas demográficas, encontramos que el 58% de la población mundial está entre los 15 y los 55 años de edad, aquí encontramos a Centennials, Generación X (ahora en los 40 años de edad) y parte de los “Baby boomers” (Mayores de 50 años). Podríamos decir que aquí está nuestro mercado potencial. Y SON CLIENTES DIGITALES.


El resto de la población es de un 17 % mayores de 55 y un 25% de 0 hasta 14 años (buena parte de ellos, influyen en las decisiones de compra).


Es decir, no hay manera de que, teniendo la clara intención de incursionar o ya estar en el mundo de los negocios, de los emprendimientos, podamos minimizar o “dejar para después” el proceso de Transformación digital.


Bien, ya sabemos lo que no es y el mercado potencial, ahora veamos cuál es el “ideal” de una empresa DIGITAL (ya transformada o nacida).


Características:

● Orientada a Servicios: a la experiencia de compra 360°.

● Colabora, no compite.

● Siempre está probando cosas nuevas- “Siempre en beta”

● Alta tolerancia al fracaso

● Productos y servicios personalizados, a medida de cada cliente.

● Todos los procesos de negocios ocurren, se almacenan, se procesan “en la nube”.

● Implementan estrategias de “Inbound Marketing” - “Marketing de atracción” en vez de Outbound Marketing - “Marketing de interrupción (Tradicional)”. Ejemplo del primero, una publicidad de un producto que me interesa “sin haberlo buscado”. Ejemplo del segundo: una publicidad en una pantalla en la calle.


Todas estas propiedades son posibles gracias a diferentes tecnologías que hoy tenemos, aunque nos cueste creer, a nuestro alcance.


Blockchain: Sin entrar en tecnicismos (trataré), Blockchain es una gran Base de datos DISTRIBUIDA ENTRE LAS COMPUTADORAS DE UNA RED. Es decir, no hay una sola persona (computadora) que tenga TODA la información, todas tienen una PARTE del todo. La aplicación de esta tecnología más conocida son las criptomonedas, por ejemplo el Bitcoin se mantiene y es controlado por una extensa red de computadoras personales, que apoyan con tiempo de procesamiento y validación de las transacciones de compraventa con esa moneda.


IoT - Internet of things - Internet de las cosas: Es la tecnología que permite conectar artefactos que antes estaban fuera de la red (Internet); aquí el uso es más cercano, electrodomésticos que se pueden programar remotamente desde el celular, máquinas con sensores de humedad, gases, temperatura, cuyos sensores se programan para enviar notificaciones cuando los valores están fuera del estado NORMAL. Sensores del estado del suelo, notifican al celular del usuario, controlan el estado de humedad, tamaño de la fruta o si necesita que se le aplique algún fungicida o fertilizante.


Machine Learning (ML): Es una parte de la Inteligencia Artificial que permite que las computadoras “aprendan” automáticamente. Como ejemplo podemos encontrar sistemas desarrollados con machine learning para Diagnósticos Médicos a partir de una resonancia magnética. Sistemas de Procesamiento de Lenguaje natural, “computadoras” que pueden entablar una conversación entendiendo el lenguaje humano. Mercado Libre es una gran plataforma en la que muchas startups tecnológicas han podido innovar y aplicar ML, por ejemplo Nubimetrics, Real Trends son dos empresas que procesan un gran, enorme, volumen de datos y ayudan a los Vendedores a mejorar sus ventas y ganancias.

Facebook; toda su “inteligencia” está basada en algoritmos de ML, a través del cual puede integrar, procesar y mejorar la información de posteos, publicidades y búsquedas realizadas. Realizan reconocimiento de imágenes, procesan horas y horas de video para generar los subtítulos automáticamente; entre algunas de las aplicaciones desarrolladas.


Realidad Aumentada: Tecnología que nos permite “agregar” información al mundo real a través de dispositivos móviles. El ejemplo más fácil de entender es el uso de “filtros” en las aplicaciones de Redes sociales para tomarnos una foto. Agregan información, podemos interactuar con objetos que no existen en la vida real.


No es cuestión de asustarse, mientras más nos amiguemos con la tecnología, más cerca de entender todo, estaremos.

Sin la intención de ser catastrófica, la cuestión de transformarnos o no tiene que ver con el futuro inmediato de 5 años adelante, ¿dónde quiero estar?, ¿dónde quiero que esté mi negocio?


Los cambios tecnológicos van a una velocidad que casi no nos permite asimilarlos del todo. Basta con comprender este gráfico para tener una respuesta a la pregunta planteada.

Candy Crush llegó a los 100 millones de usuarios casi al año y medio de su lanzamiento. El teléfono fijo, a los 75 años.

No es necesario que seamos unos expertos en tecnología, es importante buscar los aliados, los socios tecnológicos que nos ayuden y asesoren para llevar a cabo este proceso tan necesario y a la vez tan enriquecedor y desafiante.


Una vez leí un informe sobre Transformación digital y como corolario de éste, una frase al final rezaba: “Transforma tu negocio antes que OTRO lo haga por ti”. Me parece un gran disparador para pensar y analizar “mi negocio”, lejos de ser un final, es una invitación al inicio de algo impactante y revelador.












Por la Ing. Claudia Lamas, Esp. en Gestión Tecnológica. Esp. en Desarrollo de nuevos negocios digitales.

SEGUINOS EN:

  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Lugares negro Google Icon